Por Pablo Martín. Publicado el 04-02-2016

Es habitual en el día a día de los centros que existan clientes que a la hora de pagar un recibo de un importe grande sólo lleve dinero en efectivo como para pagar un adelanto, señal o pago fraccionado.

La versatilidad del programa nos da la oportunidad de no tener que fraccionar el pago en varios recibos de menor importe, sino recargar un bono que podemos llamar Bono Fianza para acumular el adelanto o señal que nos pague el cliente y poder canjearlo por el importe del recibo cuando el cliente haya acumulado saldo suficiente en el bono como para pagar el importe del recibo.

Para ello deberíamos dar de alta desde Configuración / Formas de pago un bono del tipo Bono monedero y además que NO esté disponible online para que el cliente no pueda usar ese bono sin el consentimiento del centro.

imagen

Si por ejemplo tenemos un cliente que va a pagar un recibo de 100€ pero sólo lleva en metálico 60€ los pasos deberían ser los siguientes:

1) Recargar esos 60€ en el Bono Fianza del cliente.

imagen

2) Posteriormente cuando el cliente pague los 40€ restantes deberíamos volver a recargar esos 40€ en el Bono Fianza del cliente.

3) Ese mismo día deberíamos pagar el recibo de 100€ del cliente con la forma de pago Bono Fianza.

En las recargas es recomendable añadir un concepto que nos permita extraer información posteriormente a través de los filtros en el listado de cobros.

Bonos